top of page
  • Foto del escritorDon Pipope

CHICOS MAL VS CHICOS BIEN




Empecemos por los chicos mal . Pros: sin duda alguna, nos sacan de la rutina y nos proporcionan aventuras emocionantes. Su actitud desinhibida y su capacidad para hacer que nuestras hormonas se revolucionen, no tiene precio. Además, los chicos malos suelen destacar por su carisma y seguridad en sí mismos, lo cual resulta increíblemente atractivo. ¿Quién no ha deseado alguna vez ser la chica que logra domar a un chico rebelde?


 Contras en elegir a los chicos mal: el riesgo de que nos rompan el corazón aumenta considerablemente. Esos mismos rasgos de personalidad arriesgada que tanto nos gustan, también pueden traer problemas de compromiso y fidelidad. Además, sus malas decisiones y estilos de vida poco convencionales pueden resultar agotadores a largo plazo. En resumen, hay que tener mucho cuidado y no dejarse llevar únicamente por el atractivo de lo prohibido.

 

 Chicos bien. Pros: sin duda alguna, estos chicos nos hacen sentir protegidas y seguras. Su sentido de la responsabilidad y su habilidad para tratar a una mujer con delicadeza y respeto son cualidades destacables. Además, su estabilidad emocional y económica nos brinda una sensación de tranquilidad y estabilidad que no se puede ignorar. ¿Quién no se ha imaginado alguna vez compartiendo su vida con un chico que siempre esté ahí para apoyarnos?

 

Contras en elegir a los chicos bien: a veces puede resultar aburrido el estar siempre en un ambiente tranquilo y predecible. El romanticismo y los gestos dulces pueden resultar encantadores, pero también se corre el riesgo de caer en la monotonía. Además, a veces estos chicos pueden pecar de ser demasiado correctos y carecer de ese toque de malicia que a veces nos gusta.

 

En conclusión, el debate sobre los chicos mal vs. los chicos bien continuará por siempre. No hay una respuesta definitiva, ya que cada una de nosotras tiene diferentes gustos y prioridades en la vida. Lo importante es seguir nuestro instinto y elegir a aquellos chicos que nos hagan sentir bien y auténticas.

Recuerden siempre que el verdadero amor no entiende de etiquetas ni de estereotipos. Así que, sin importar si son malos, bien portados o una mezcla de ambos, lo importante es que nos hagan felices y nos respeten.

 A disfrutar de la vida y dejémonos sorprender por esos chicos que, aunque tengan sus peros, siempre nos mantendrán al limite





 


Entradas Recientes

Ver todo

1,2,3 HUYE!

He descubierto una técnica infalible para escapar de una cita con alguien que no te gusta. Créeme, te salvará de esas situaciones incómodas y te permitirá evitar explicaciones complicadas. ¡Aquí va! P

Comments


bottom of page