• Don Pipope

SEGUIDORES DE TRUMP PLANEABAN CAPTURAR Y ASESINAR A LEGISLADORES.

Los fiscales estadounidenses creen que los seguidores del presidente Donald Trump planeaban capturar y asesinar a funcionarios que se encontraban en el Capitolio la semana pasada, según un nuevo documento judicial.

Con esta acusación, presentada por los abogados del Departamento de Justicia, el departamento busca la detención de Jacob Chansley, de Arizona, el chamán de las teorías conspirativas de QAnon que entró en el Capitolio con el torso desnudo y con unos cuernos en la cabeza.

"Pruebas sólidas, incluidas las propias palabras y acciones de Chansley en el Capitolio, respaldan que la intención de los alborotadores era capturar y asesinar a funcionarios electos del gobierno de Estados Unidos", dijeron los fiscales sobre el asedio del 6 de enero.

Los fiscales afirmaron que Chansley, de 33 años, dejó una nota para Pence en el estrado del Senado, donde el vicepresidente había estado minutos antes, en la que decía: "Es sólo cuestión de tiempo, la justicia está llegando".