• Don Pipope

PLAYAS LLENAS Y FIESTAS AL AIRE LIBRE EN EL CARIBE MEXICANO.

El turismo en el Caribe mexicano resiste a la pandemia de coronavirus con visitantes procedentes especialmente de Estados Unidos.

Playas llenas, fiestas al aire libre y un turismo consistente, así lució el Caribe mexicano en el estado de Quintana Roo– durante las fiestas navideñas y ahora, en plena cuesta de enero, el turismo nacional y extranjero continúa presente.

Los destinos turísticos de Quintana Roo tienen listo el plan de acción para ofrecer a los turistas que retornan a su lugar de origen pruebas rápidas para detectar coronavirus.

Estados Unidos, su principal mercado, anunció la obligatoriedad de una prueba negativa a partir del 26 de enero para ingresar o regresar a su nación. Y también lo piden en otras naciones.

Se estima que los hoteles podrán aplicar hasta 15 mil pruebas por día, asumiendo ellos el costo. La gran mayoría serían para ciudadanos de los vecinos del norte, Estados Unidos y Canadá, pues son su principal mercado.

La mayoría de pruebas, avaladas por autoridades sanitarias y regulatorias, se realizarán en Cancún, Playa del Carmen, Cozumel e Isla Mujeres.