• Don Pipope

MUJER DONA OVULOS A SU PAPÁ PARA QUE TENGA HIJOS CON SU EX NOVIO.

El magnate británico Barrie Drewitt-Barlow, uno de los primeros hombres homosexuales que consiguió sueño de convertirse en padre gracias a la gestación subrogada, está planeando ampliar la familia. Esto no tendría mayor trascendencia de no ser por dos pequeños detalles: primero, que será su hija Saffron la que aportará sus óvulos para lograrlo; y segundo, que su pareja, Scott Hutchinson, es exnovio de la propia Saffron.

A sus 50 años, el magnate británico y su prometido, de 25, acaban de convertirse en padres de la pequeña Valentina, que nació en los Estados Unidos el pasado mes de octubre gracias a la gestación subrogada, pero ya han manifestado que quieren ampliar la familia lo antes posible, y a poder ser con más de un bebé.



Barrie se convirtió en noticia en su país precisamente por ser uno de los primeros en el Reino Unido en convertirse en padre gracias a la gestación subrogada. Junto a su pareja de entonces, Tony, se convirtieron en la primera pareja en ser padres inscritos oficialmente en el registro civil como padres de dos gemelas, Aspen y Saffron, nacidas en 1999. No solo eso, sino que lograron hacer de su sueño un negocio, fundando una de las primeras agencias dedicadas a tratar el tema de la gestación subrogada en el Reino Unido. Convertidos en millonarios, Scott entró a trabajar como asistente personal de Barrie, convirtiéndose en el novio de Saffron durante unos meses en 2018, aunque cortaron poco después. Al mismo tiempo, Barrie terminó su relación con Tony tras 32 años juntos. La casualidad quiso que Barrie se apoyara en Scott para pasar esos tristes momentos, y surgió la chispa del amor.



Con la bendición de su hija Saffron, se declaró a Scott y le propuso matrimonio. Ahora, Tony, Barrie, Scott y Saffron viven juntos en la mansión que el magnate tiene en Florida y continúan con sus vidas. La llegada de la pequeña Valentina solo ha traído más alegría al hogar de esta peculiar familia.

Ahora, Saffron ha confesado que quiere el sueño de su padre en realidad con un particular ‘regalo’: sus óvulos. La joven ha declarado que ha congelado sus óvulos por si su padre y a Scott quisieran tener otro bebé. Aunque la joven confiesa que a su padre no le hace mucha gracia ser "el abuelo de su hijo", ella está dispuesta a colaborar si así lo quisieran.

De momento, lo que queda claro es que habrá más bebés; es más, la pareja apuesta por un embarazo múltiple para ampliar su más que peculiar familia numerosa.



Ahora, la pareja está buscando a una candidata idónea para llevar a cabo el proceso, pero su increíble historia es portada de medios en medio mundo.