• Don Pipope

CONVIERTEN LADRILLOS EN BATERÍAS

Un grupo de ingenieros y químicos de la Universidad Washington en San Luis (Misuri, EE.UU.) ha desarrollado una tecnología especial que logra que el ladrillo cocido, pueda transformarse en una batería recargable y alimentar algunos dispositivos eléctricos. Su método es convertir el pigmento rojo de los ladrillos en un plástico conductor de electricidad.

Varias piezas de ladrillo revestidas de esta manera pueden alimentar un diodo emisor de luz y, según demuestran los cálculos que realizaron los inventores, unos 60 ladrillos de tamaño habitual podrían proveer la corriente para la iluminación de emergencia durante 50 minutos y tardarían 13 minutos en recargarse. Son compatibles con paneles solares y otras fuentes de energía.

Los estudios siguen en desarrollo pero esto podría representar una opción viable para mejorar la distribución de energía eléctrica en las casas hechas con ladrillos.